Cómo nos habla Dios hoy

En días recientes ha habido mucha discusión y debate acerca de la manera en que Dios le habla a su pueblo. La conversación continúa, y al hacerlo, me encuentro mirando a lo básico, volviendo a algunos principios clave relacionados con la voz de Dios. Quiero compartirlos con ustedes a través de cuatro afirmaciones.

Become a Patron

Afirmación uno: Dios puede hablar a las personas de muchas formas diferentes y guiarlas con la cooperación de ellas. La Biblia está llena de historias de Dios hablándole a su pueblo: Dios le habla a Adán y Eva en el Huerto cuando caminaba y platicaba con ellos, Dios le habla a Moisés desde la zarza ardiente, Dios le habla a Nabucodonosor en un sueño. En cada caso, Dios les comunicó a las personas su voluntad, y cuando Dios les dijo lo que quería de ellos, ellos podían participar conscientemente en ello, o podían rechazarlo. Adán y Eva desafiaron a Dios aun cuando sabían lo que él exigía de ellos. Jonás escuchó al Señor y huyó. Abraham escuchó al Señor y obedeció. A través de toda la Biblia, vemos a Dios hablando y dando orientación e instrucciones. De todas estas formas y muchas otras, Dios les habló a las personas y las guio con la cooperación de ellas.

Afirmación dos: Hoy Dios nos habla por medio de su Hijo. En los primeros versos de Hebreos leemos: «Dios, que muchas veces y de varias maneras habló a nuestros antepasados en otras épocas por medio de los profetas». Eso es lo que acabamos de decir en nuestra afirmación anterior. Pero ahora el autor de Hebreos prosigue: «En estos días finales nos ha hablado por medio de su Hijo». En estos días finales (es decir, hoy), él nos ha hablado por medio de su Hijo. Ha hablado y está hablando por medio de Jesús. No es tiempo pasado sino presente. ¿Y de qué manera nos ha hablado Dios por medio de Jesús? Él se ha revelado a sí mismo, su propio carácter y gloria, en la persona y la obra de Jesucristo. A través de Jesús, Dios nos ha hablado como nunca antes. El hombre que escribió Hebreos tiene mucho cuidado en distinguir entre estos dos tipos de revelación: la pasada y la presente. Si has estudiado la carta a los Hebreos, sabes que es un largo discurso que muestra continuamente de qué manera Jesucristo es superior a cualquier cosa del Antiguo Testamento. Por supuesto, eso significa que la revelación en Jesucristo es mejor que cualquier cosa que viniera antes. Dios solía hablar de estas formas, pero hoy, mejor aún, ahora habla por medio de su Hijo. Así que, ¿de qué manera habla Dios por medio de su Hijo?

Afirmación tres: Dios nos habla por medio de su Hijo, a través de su Espíritu en la Biblia. En el tiempo cuando se escribió la carta a los Hebreos, ya hacía tiempo que Jesús había ascendido a su Padre. Pero el autor de esta carta a los Hebreos escribe en 3:7: «Por eso, como dice el Espíritu Santo». Nótese la palabra «dice», no «dijo». Él vuelve y cita el Salmo 95, y dice que, a través de estas palabras, el Espíritu Santo está hablando. Las palabras que ya tenían miles de años cuando se escribió esta carta continúan hablando. Él vuelve a esto algunas veces; en los versos que siguen continúa diciendo que el Espíritu Santo habla hoy a través de la Escritura. Y luego condensa la sección en el capítulo 4 con la conclusión de que la Palabra de Dios es viva y activa, más aguda que una espada de doble filo. Está viva. Está activa. La conclusión es que la Biblia nos habla hoy. El Espíritu Santo nos habla hoy en la Biblia. El Hijo nos habla hoy por medio del Espíritu Santo en la Biblia. La Biblia no se trata solo de lo que Dios ha dicho, sino de lo que Dios está diciendo.

Por lo tanto, sabemos que Dios puede guiarnos de muchas formas, pero hoy el Hijo nos habla por medio de su Espíritu en la Biblia. Así que esta es la cuarta afirmación: Aparte de esto, hablar por medio de su Hijo a través del Espíritu en la Biblia, Dios no promete hablar de ninguna otra forma. En otras palabras, todos podemos esperar y creer que Dios nos va a hablar a través de la Biblia. Pero él no promete hablar de las formas que ha hablado antes, ni de formas nuevas. De todas las formas que podemos esperar o anhelar que hable, él solo promete que nos guiará por medio de su Hijo, a través del Espíritu en la Biblia.

Así que, cristiano, si quieres conocer la voluntad de Dios para ti, tienes que mirar la Biblia. Dios nos ha dado su perfecta voluntad en su perfecta Palabra. ¿Quieres saber cómo servir a Dios? ¿Quieres saber cómo agradarle? ¿Quieres saber qué quiere de ti? ¿Quieres tomar decisiones buenas, sabias, y que honren a Dios? ¿Quieres que Dios te aliente? Entonces mira tu Biblia. Dios puede hablar y ha hablado como él desea. Pero hoy la forma en que promete absolutamente que siempre puedes escuchar su voz es en su Palabra.

 

(Escribí la mayor parte de este material hace mucho tiempo y creo que está extraído sustancialmente del libro Prayer and the Voice of God).