pasos prácticos respecto a la pureza sexual

Este es un consejo y algunos pasos prácticos respecto a la pureza sexual. ¿De qué formas pueden los jóvenes adultos buscar la pureza? ¿Cuál es el rol de los software de rendición de cuentas? ¿Qué recursos son recomendables?

Become a Patron

Transcripción

¿Qué cosas prácticas pueden hacer los jóvenes para mantener una vida pura?

Creo que lo primero es comprometerse con las disciplinas cristianas, con la lectura y la oración. Ahora, no veo esto como una varita mágica, que si leo la Biblia en la mañana no seré tentado en la noche. No es así como funcionan estas cosas, sino vivir una vida realmente comprometida con el Señor. Y seguir poniendo la Escritura en la mente y el corazón. Si uno llena su mente con la Biblia, ella comienza a sacar esos malos deseos y pensamientos. Y luego uno ora para que la Escritura entre en lo profundo, que realmente nos ayude a entender lo que Dios dice; y nos ayude a tener nuevos deseos de hacer lo que Dios manda.

Así que comprométete con la lectura y la oración, con la iglesia, con volver esos deseos egoístas hacia afuera, y ahora más bien amar a los demás. El antídoto contra la lujuria no es comprometerse: «No voy a desear, no voy a desear, no cometeré pecado sexual». El antídoto es amar a los demás, mirar fuera de uno mismo, hacer lo que Dios manda. No mates el pecado solo eliminando algo, sino reemplazándolo con algo mejor. Donde ha habido lujuria, si la eliminas, queda una especie de vacío en tu vida. A menos que lo llenes con algo bueno, volverá a llenarse con esa lujuria.

Así que aprende a amar, comprométete a amar, a hacer el bien a los demás. Eso llenará ese vacío con algo bueno. Cada vez que luches con el pecado, recuerda que no solo se trata de quitar el pecado. No basta con solo darle muerte. Es necesario revivir para la justicia. Jesucristo no nos salvó para que no pudiéramos pecar. Él nos salvó para que pudiéramos hacer lo recto, lo santo.

 

¿Qué opinas de los softwares de rendición de cuentas?

Creo que los softwares de rendición de cuentas pueden ser utilísimos, y por mucho tiempo he promovido el uso de Covenant Eyes o algún otro; es el más común, o el más conocido, pero hay muchos similares. The Circle Device puede ser muy útil para llevarlo a casa. Estos programas son geniales, sin embargo, hay que tener mucho cuidado de no confundir la incapacidad de pecar con no desear pecar. Así que, el solo quitar la capacidad bloqueando todos estos sitios y saber que alguien más verá tu informe de responsabilidad, no es a lo que aspiramos en la vida cristiana. Es decir, es algo útil.

Lo que realmente queremos es cambiar nuestros deseos de modo que ya no queramos pecar. Así que cuando recomiendo estos programas, y suelo hacerlo, la idea es que usen el software, no para eliminar la tentación, sino para eliminar parte de la capacidad de pecar. Has roto algunos hábitos de pecado. Ahora eso te da tiempo para sanar, para formar nuevos hábitos, para reemplazar los viejos y feos hábitos de lujuria por nuevos hábitos de santidad.

Y el ideal último no es tener que confiar en ese programa. Es que el poder de la lujuria esté tan roto en tu vida que ya ni siquiera desees cometer ese pecado. Ya no necesitas el programa, y algunas personas realmente logran esa libertad, algunos no, pero ese es el deseo último. Así que usa el programa.

Otro importante principio es que la mejor rendición de cuentas no es un programa, sino otra persona. Así que recluta a personas en tu lucha, normalmente que no sean pares. Dos o tres chicos de 18 años adictos a la pornografía no pueden rendirse cuentas realmente. Así que probablemente necesites acudir a alguien superior, alguien mayor, a quien respetes. Acude a esa persona y dile: «¿Me puedes ayudar? Ayúdame a luchar con el pecado. Dime lo que ha sido efectivo en tu vida». Y tal vez a esta persona puedas rendirle cuentas. No solo que lea tus informes, sino que tal vez se acerque a ti y a veces realmente te confronte.

Cuando estamos luchando con el pecado, a veces necesitamos que alguien se nos acerque y realmente nos predique el evangelio y sea amable con nosotros. A veces necesitamos que alguien nos mire directo a los ojos y diga: «Termina con este pecado ahora». Y un buen hombre mayor, un amigo, un pastor, alguien así, un padre, puede ser de gran ayuda de ambas formas. Así que incluye un programa, incluye a una persona, es una gran forma de rendir cuentas.

 

¿Cuáles son algunos buenos recursos de ayuda en la lucha por la pureza?

Yo escribí el libro titulado Limpia tu mente. Creo que es un libro útil. He recibido bastantes comentarios de que ha sido útil para las personas.

Otro buen recurso es de Heath Lambert. Se llama Finally Free. Un muy buen libro sobre este preciso tema. El mío está escrito específicamente para hombres jóvenes. El suyo está escrito para mujeres también, para cualquiera que esté luchando con esto, o para los que estén ayudando a alguien en la lucha contra la pornografía.

Así que ambos recursos son muy buenos. Hay muchos más. Purity is Possible, de Helen Thorne, escrito específicamente para mujeres. Muchos excelentes recursos que pueden ayudarnos hoy.