Por qué no canté cuando fui a tu iglesia

Me alegra haber podido visitar tu iglesia finalmente hace un par de domingos, y adorar con los creyentes de allí. Como sabes, por mucho tiempo había deseado hacerlo. Tal como prometiste, el pastor es un excelente comunicador y un hombre que ama la Palabra de Dios. Su sermón fue profundamente desafiante y ocasionó algunas buenas conversaciones con mis hijos. Ahora bien, me preguntaste por qué parecía que yo no cantaba. Sé que quizá eso fue un poco extraño, así que …