CBSCBSEl mensaje que conmovió a la CBS

Hace poco más de 30 años, el destino de la Convención Bautista del Sur (CBS) realmente pendía de un hilo y parecía que se iba a acomodar a los tiempos y adoptar el liberalismo teológico tal como otras innumerables denominaciones ya habían hecho. Pero en la Convención 1985 de la CBS en Dallas, Texas, un ministro del evangelio de 75 años pasó al podio y asumió una postura. Su mensaje es la próxima entrega de la Serie Grandes Sermones.

Become a Patron

Este video es presentado en parte por el Seminario Teológico Bautista del Sur. Puedes descargar un libro gratuito del Seminario, y aprender más acerca de capacitación para predicadores en sbts.edu/challies.

Nota: En el video digo que los miembros de la CBS son 50 millones; desde luego, debería decir 15 millones.

(Escrito por Tim Challies y Joey Schwartz; producido por Thaddeus Maharaj).

(Subs)

Tim: ¿Qué denominación protestante es la más grande de Estados Unidos y es conocida por su reputación mundial por su visión conservadora e inerrante de la Escritura? Sabes la respuesta. Con casi 50 mil iglesias y más de 15 millones de miembros, la Convención Bautista del Sur es una colosal cooperación. Y a través de una época cuando las miradas liberales de las Escrituras arrasaban en Estados Unidos, la CBS logró afirmar sus raíces en la Palabra de Dios. Por supuesto, la CBS ciertamente ha tenido fallas y puntos ciegos en sus 170 años de historia, y no obstante, hay mucho que elogiar en su compromiso con las Escrituras. Pero no siempre fue así. Hace poco más de 30 años, el destino de la CBS estaba sobre una balanza y parecía que se iba a acomodar a los tiempos y adoptar el liberalismo teológico tal como otras innumerables denominaciones ya habían hecho. Pero en la Convención 1985 de la CBS en Dallas, Texas, un ministro del evangelio de 75 años pasó al podio y asumió una postura. Más tarde catalogó este mensaje como el más importante que había entregado.

Criswell: Nunca en mi vida he preparado un mensaje tan minuciosa y detalladamente como el de esta noche.

Tim: El mensaje de W. A. Chriswell «Sea que vivamos o que muramos», terminó de enterrar el liberalismo dentro de la CBS y cimentó la dirección de la Convención por muchos años. ¿Qué lo hizo un momento tan grandioso? Miremos de más cerca.

 

Este video es presentado en parte por el Seminario Teológico Bautista del Sur. Puedes descargar un libro gratuito del Seminario, y aprender más acerca de capacitación para predicadores en sbts.edu/challies.

 

Para captar la relevancia del discurso de Criswell, hay que retroceder a 1961. Fue el año en que Ralph Elliott, un profesor del Seminario Teológico Bautista Midwestern publicó The Message of Genesis. Al tomar un enfoque histórico y crítico a la Escritura, él argumentó que Génesis 1 al 11 no era historia sino mitología. La publicación de este libro desató lo que entonces se llamó la Controversia de Génesis y acabó con Elliott despedido del Seminario. Ocho años después, en 1969, el Comité de Escuela Dominical, una división de la CBS, publicó The Broadman Bible Commentary. G. Henton Davies había contribuido al primer volumen sobre Génesis y cuestionó si Dios realmente le había dicho a Abraham que sacrificara a su hijo Isaac. Bueno, hubo un alboroto entre los bautistas del sur en respuesta a los escritos de Elliott y Davies.

La verdad era que este enfoque crítico a la Escritura ya estaba descontrolado dentro de los seminarios de la denominación. En consecuencia, los ministros que salían de los seminarios llevaban esta mirada de la Escritura a las iglesias. Al ver el crecimiento del liberalismo en la CBS y su amenaza a una denominación conservadora, varios de sus líderes, incluido Criswell, se reunieron en 1978 para crear una estrategia. Decidieron poner todo su empeño en elegir presidentes conservadores para la CBS en los años siguientes. Estos presidentes conservadores luego podrían, a su vez, designar líderes conservadores para los seminarios de la denominación y sus instituciones.

De 1979 a 1984, parecía que su plan estaba funcionando. Al movilizar a miles de mensajeros para que asistieran a las convenciones y votaran, habían logrado impulsar la elección de líderes conservadores como Adrián Rogers, Bailey Smith y Jimmy Draper Jr. Pero cuando se acercaba la Convención 1985, los opositores de este resurgimiento conservador —llamados «moderados»— reunieron todos los recursos y todos los mensajeros que pudieron para esa convención. Este choque de la Convención 1985 produjo la más alta concurrencia en la historia de la convención, con más de 45 mil mensajeros reunidos para votar y determinar el futuro de la SBC. A esto entraba Criswell la noche antes de la convención. Era una batalla campal entre conservadores y moderados.

Criswell: Y el mensaje de esta noche, titulado «Sea que vivamos o que muramos», es entregado, preparado en vista de la convocación de nuestros mensajeros reunidos que comienza en la mañana. El bosquejo del estudio es este: el patrón de muerte para una denominación. Luego, el patrón de muerte para una institución. Luego, el patrón de muerte para un predicador, un profesor. Y finalmente, la promesa de renacimiento, resurrección y avivamiento.

Tim: El mensaje de Criswell tuvo tres características que lo hicieron especialmente potente, oportuno y duradero para nuestros días. Primero, Criswell defiende valientemente la verdad. A la luz de la inminente batalla en Dallas al día siguiente, los miles que se reunieron a escuchar a Criswell se preguntaban cuál sería esta respuesta. ¿Llamaría a una transigencia entre ambas partes? ¿O trazaría una línea en la arena? Los moderados no necesariamente querían que los conservadores adoptaran sus posturas liberales. Solo querían que hubiera apertura y tolerancia dentro de la denominación. Así que, cuando los conservadores obtuvieron el poder tuvieron que decidir si también ellos buscarían la transigencia con los moderados. Antes del comienzo del sermón, Criswell deja clara su posición y para ello cita a Charles Spurgeon.

Criswell: Él escribió: «Se abre una brecha entre los hombres que le creen a su Biblia y los que están listos para un avance sobre la Escritura. La casa está siendo robada. Sus mismas paredes están siendo aportilladas. Pero a la gente buena que está en la cama está muy cómoda en el calor para bajar a enfrentar a los ladrones». La inspiración y la especulación ya no pueden convivir. No podemos sostener la inspiración de la Palabra y a la vez rechazarla. No podemos sostener la doctrina de la caída y no obstante hablar de evolución de la vida espiritual desde la naturaleza humana. Uno u otro deben marcharse. No puede haber más transigencia.

Tim: Criswell se pone de parte de la denominación, y dice que si el liberalismo y la alta crítica son recibidos en la CBS arruinarán la denominación. Algunos podrían haberlo acusado de no mostrar amor. Algunos podrían haber dicho que era divisivo. Pero Criswell sabía que ponerse del lado de la verdad a menudo divide. Pero este sermón no solo se caracteriza por una valiente defensa de la verdad sino también una gran tristeza por el conflicto. Y esa es la segunda característica clave de este sermón. Él está quebrantado por sus opositores. Aunque Criswell defiende la verdad sin vergüenza, no reprende a los bautistas moderados con una sonrisa. Más bien se percibe un tono de profunda tristeza y pesar en todo el sermón. Él desearía que todos en la denominación pudieran estar unidos en torno a la Biblia. Relata la historia de Lottie Moon, la famosa misionera bautista. Estaba comprometida con Crawford Toy, quien era profesor del Seminario Bautista del Sur, adoptó la alta crítica, y finalmente fue despedido de su cargo. Ella regresó de China para casarse con Toy, pero cuando descubrió sus posturas liberales, se vio obligada a dejarlo y volver sola a China.

Criswell: Pero Lottie Moon estaba deshecha y angustiada por la nueva teología y las creencias liberales del hombre que ella admiraba profundamente y amaba bellamente. Regresó a China desgarrada para nunca volver a un hogar en Estados Unidos, ni casarse, y murió en Oriente soltera y sola, dedicando su vida entera a un ministerio por su pueblo chino golpeado por el hambre. Por mucho que nuestro corazón pueda dolerse por las víctimas y portadores de la falacia moderna, si vamos a sobrevivir como pueblo de Dios, debemos librar una guerra contra la enfermedad que más que ninguna otra arruinará nuestro compromiso misionero, evangelístico, por ganar almas.

Tim: Tal como Lottie Moon dejó a Crawford Toy, Criswell dice que también los conservadores deben dejar a los moderados. Pero tal como hizo Moon con un corazón roto, ellos deben dolerse por esta disensión en la CBS. En su mensaje, Criswell no solo manifestó la sólida verdad de Cristo, sino también el tierno amor de Cristo. Él les muestra cómo hablar la verdad y cómo decirla con amor.

Finalmente, la tercera característica del sermón de Criswell es esta: él está rodeado por una nube de testigos. Si bien había muchísimos apasionados partidarios de la causa conservadora, también había muchos que eran indiferentes. Tenían una actitud de tomarlo o dejarlo respecto al estado de la CBS. Para ellos, en realidad era indiferente si se permitía que los moderados se quedaran en la denominación y sus instituciones o si eran despedidos. Por tanto, para convencer a los apáticos sobre la urgencia de la situación, Criswell mira más allá de la CBS un momento y pone la situación en el contexto más amplio de la iglesia. Les relata una controversia similar que enfrentó Charles Spurgeon dentro de la Unión Bautista de Inglaterra. La Unión estaba adoptando una postura liberal de las Escrituras. En lugar de aceptar unirse a sus compañeros bautistas, él decidió que necesitaba tomar una postura valiente porque estaba convencido de que estas posturas liberales dentro de la unión finalmente causarían su ruina. Muchos de sus contemporáneos creían que Spurgeon estaba exagerando. Pero, como muestra Criswell, la historia comprobó las inquietudes de Spurgeon.

Criswell: Yo estaba en India hace años cuando los bautistas ingleses estaban cerrando sus estaciones misioneras en el Río Ganges, fundadas por William Carey. Algunos dicen que la postura que tomó Spurgeon lastimó el movimiento misionero. Mi hermano, si el enfoque de la alta crítica a las Escrituras domina nuestras instituciones y nuestra denominación, no habrá misioneros que lastimar, porque dejarán de existir.

Un comentario sobre la triste condición de las iglesias bautistas en Inglaterra se encuentra en la más reciente biografía de Spurgeon, escrita por el Dr. Arnold Dallimore, titulada CH Spurgeon, a New Biography, publicada el año pasado. El comentario sobre los bautistas ingleses es este: «Donde no se acepta la Biblia como inerrante, no hay verdadero cristianismo. La predicación es impotente y lo que Spurgeon declaró a su generación hace cien años es el resultado».

Tim: Criswell pone el resurgimiento en el contexto mayor de la gran nube de testigos que han luchado por la verdad antes que ellos. Al hacerlo, les muestra a todos los mensajeros que no pueden ser indiferentes respecto a que el liberalismo permanezca en su denominación.  A menos que defiendan la verdad, no habrá CBS que defender en los años futuros. Pero si defienden la verdad, verán un resultado muchísimo más grande.

Criswell: Ninguna batalla ha sido ganada retirándose, sometiéndose o rindiéndose. Cuando Alejandro Magno agonizaba, le preguntaron de quién era el reino, y él respondió: «Es para el que pueda tomarlo, seremos nosotros o alguien más». Traigan mi arco de oro ardiente y mis flechas de deseo, traigan mi lanza, despliéguense nubes, traigan mi carro de fuego, no cesaremos de batallar, ni la espada dormirá en nuestra mano, hasta que hayamos construido Jerusalén en esta bella y plácida tierra. Dios quiera, amén.

Tim: Criswell oró por ello y Dios de hecho lo concedió. Charles Stanley fue elegido en la Convención 1985 consolidando la victoria para los conservadores. En los años siguientes, se eligieron líderes conservadores para todas las instituciones de la CBS, incluido un Albert Mohler de 33 años como presidente del Seminario Teológico Bautista del Sur. El mensaje de 40 minutos de Criswell fue una apasionada súplica para volver a la Palabra y esto representó un ministerio de 65 años proclamando la Palabra. Él creía que la Biblia era una colina donde morir. Y la historia de la SBC desde entonces ha demostrado que él tenía razón. 30 años después, enfrentamos las mismas batallas en la iglesia. ¿Toleraremos el liberalismo y una disminuida visión de las Escrituras? ¿O, como Criswell, aun entre lágrimas, defenderemos la inerrante Palabra de Dios?

 

 

Si te apasiona la predicación, como a mí, quiero contarte sobre un seminario en el que he llegado a confiar y a apreciar porque sé que les preocupa profundamente predicar la Palabra de Dios. Te animo a visitar el Seminario Bautista, que ha estado bajo el liderazgo de Albert Mohler por décadas. El Seminario está absolutamente comprometido con entrenar a pastores que conozcan, defiendan y expongan la preciosa Palabra de Dios. Si visitas su página, te darán un libro gratuito que puede servir como recurso para ayudarte con el tipo de audaz predicación de la que hemos estado hablando hoy. Simplemente visita sbts.edu/challies.

 

Ver más en Grandes Sermones:

  1. Cómo fue que R. C. Sproul bendijo a la iglesia al predicar la maldición
  2. Por qué el mejor sermón de misiones se trata de la soberanía de Dios
Ver serie completa